Seguidores

27 de julio de 2013

53 horas de 232 horas y media.

Me ocurre algo nada más llegar a mi trabajo. Empiezo a moquear. Pero no en plan "toma, hijo, un pañuelo", no. Es moquear en plan "SE TE CAEN LOS PUTOS MOCOS, JODER". Hay algo en mi trabajo que me da alergia, o quizá sea el trabajo en sí.

Además hoy he tenido un ratito de intimidad con la señora migraña. Que al supervisor de turno se lo he comentado en plan "que a lo mejor no es el mejor estado para estar atento a una operativa", y él ha contestado "tienes razón, te pondré en un sitio donde tengas que estar pendiente de 7 cámaras, 11 barcas con 8 personas cada una, 5 auxiliares, 2 walkies, 30 minutos de espera y que si da fallo el departamento entero se vuelve loco."

Al final ha resultado que tener un fallo en esa barca era la cura de las migrañas.

No hay comentarios: