Seguidores

3 de agosto de 2013

113 horas de 232 horas y media.

En mi trabajo te piden que des ideas de manera gratuita y totalmente por amor al arte para aprovechamiento de la empresa, los visitantes y, si quedan migajas, sus empleados. El último invento de algún compañero que se aburre mucho es el de hacernos colgar una chapa tamaño palma de la mano en la que pone "Yo soy Parque Warner".

Eso está bien, no vaya a ser que alguno de nuestros queridos e ingenuos visitantes crea haber ido a Port Aventura. Otra utilidad que le saco yo a esta chapaza, aparte de la decorativa (tenemos ya tanta decoración en el polo que parecemos pilotos de Fórmula 1) es la de quedarte enganchado a todo lo que te arrimas. Que eso está muy bien para hacerte un agujero en el polo y que tus pezones se refresquen un poquito, que está callendo mucha calóh.

No hay comentarios: