Seguidores

20 de julio de 2012

Un cero a la izquierda.

¿Queréis saber el verdadero problema de la izquierda en este puñetero país? Es bien simple:

- Yo soy más rojo que tú.

- ¡No, yo soy más rojo que tú!

- ¡¡No, yo soy más rojo porque mi padre corría delante de los grises!!

- ¿Tú que vas a ser rojo si tienes un móvil 3G?

- ¿Y tú que vas a ser rojo si eres funcionario y hasta ahora has vivido de puta madre?

- ¡Pues tú eres un vendido porque eres sindicalista!

- ¡Y tú eres anarquista, y los anarquistas nos metieron en una Guerra Civil!

- ¡Y a ti te gusta UPYD que no saben ni lo que quieren!

- ¡Y tú eres de IU que son unos cínicos!

- ¡Y tú votaste a Zapatero y el PSOE no es de izquierdas!

- ¡Pues la pelota es mía y me la subo a mi casa!

No sé si me he expresado con claridad.

Y mientras tanto, la derecha hace lo siguiente:

- ¡Viva España!

- ¡VIVA!

- ¿Tú a quién te tirarías antes: a Esperanza Aguirre o a Ana Botella?

- ¡YO ME LO MONTABA CON LAS DOS A LA VEZ!

- ¡CON DOS COJONES!

A éso sumémosle que todos estamos indignadísimos de la muerte que nos meamos encima y para expresar nuestra indignación:

a) Nos montamos una batukada. Vale, una batukada a la que van 800 mil personas que cantan muy fuerte "LO LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES". Pero que no deja de ser una jodida batukada.

b) Optamos por quedarnos en casa y seguir las manifestaciones - o batukadas, que no quiero entrar en guerras nominalistas - por internet.

c) Una diputada nos dice en las narices "que os jodan" y aliviamos nuestra frustración colgando un evento en Facebook en el que pone "No, que te jodan a ti". ¡CUIDAO!

d) Conseguimos hacer una manifestación de verdad, cojonuda, sin izquierdosos, ni hippies, ni batuka, ni mierdas varias, nos apoyan bomberos, incluso la propia policía (que no antidisturbios), conseguimos ponerles nerviosos, acojonarles,... y no le damos continuidad.

Ahora vamos a la parte en la que me pongo optimista sin dejar de ser crítico. Habiendo asistido a las últimas concentraciones contra los recortes, y habiéndome quedado sorprendido ya no por la cantidad de gente sino por el carácter que tenían, ya no de indignación e impotencia, sino de "hasta aquí hemos llegado", digo yo:

¿POR QUÉ COJONES NO EMPEZAMOS A MIRAR LAS COSAS QUE TENEMOS EN COMÚN, EMPEZAMOS A ANALIZAR NO LO QUE QUEREMOS Y QUE CREEMOS QUE ES MEJOR, SINO LO QUE NECESITAMOS PARA QUE LA COSA SE ENDERECE DE VERDAD PARA TODOS, LIMAMOS ASPEREZAS, DEJAMOS A UN LADO LO QUE NOS SEPARA, Y AVANZAMOS TODOS EN UNA MISMA DIRECCIÓN?

Que los malos de la película no son el sindicalista de tu empresa, ni el político de un partido pequeño que va de rojo pero luego no lo es tanto, ni los Bardém, ni el que está en el paro pero tiene tele de plasma en el salón, ni el funcionario que desayuna tres veces, ni siquiera Intereconomía. Todos esos simplemente son caraduras y lacayos, pero no son los malos.

Los malos son: el que evade impuestos, el que firma un ERE que afecta al 70% de los empleados de su empresa, el que dice que hay que apretarse el cinturón y se va de Safari mientras, la que tiene 9 coches oficiales y decide que hay que cerrar el metro a las 12 de la noche para ahorrar, el que recorta en educación y sanidad pero perdona impuestos a Iglesia, el que sube el IVA pero congela pensiones y desde luego no contempla aumentar el SMI, el que cuela a sus amigotes en empresas antes públicas y hoy privatizadas, el que criminaliza al parado y perdona al que defrauda a Hacienda, el que perdona a un político corrupto pero inhabilita a un juez que va a por los corruptos,...

Una vez liquidemos a los malos, vayamos a por los caraduras y discutamos sobre quien la tiene más grande. Pero todo a su debido tiempo, COJONES.

5 comentarios:

La Exorsister dijo...

Tienes razón y me jode.

Sekhmet dijo...

Pozí, pero hay muxo palurdo en todas partes y de todos los colores, es natural que en los últimos ocho años y cinco meses nos hayan gobernado unos tíos que sin ser listos del todo se lo han llevado crudo.

Piensa por un momento ¿A quién pondrías tú de Presidente?

Poca alternativa ¿eh? la inteligencia social (témino que me propongo incluir en la RAE) no es flor de este jardín.

No tienes más que ver que cualquier otra cosa que escribes genera debate, risas, insultos o lo que sea, pero ésto queda en el limbo.

¡suerte!

Anónimo dijo...

Si, parecemos, o somos, gilipollas.
Nos pasamos el tiempo tratando de averiguar si son galgos o podencos.
Lo que tenemos que tener claro es que somos las liebres.Y van a cazarnos. ¿vaaale?.

Anónimo dijo...

Si, parecemos, o somos, gilipollas.
Nos pasamos el tiempo tratando de averiguar si son galgos o podencos.
Lo que tenemos que tener claro es que somos las liebres.Y van a cazarnos. ¿vaaale?.

Anónimo dijo...

Por si no ha salido bien te lo mando por duplicado. SALUD.