Seguidores

10 de enero de 2012

Mis aventuras en Port Aventura

Sí, habéis leído bien: Port Aventura. No es que haya cambiado de parque, es que me he pegado unas minivacaciones en Tarragona pagadas por mi empresa, en un hotel de 4 estrellas con resort, que da acceso directo al parque. Sí, has leído bien: me ha salido gratis. Por simpático.

Han sido tres días que no los he podido disfrutar más. Fui con 3 amigos, en AVE, también pagado por el sitio donde trabajo, ya sabéis cual. Todo empezó raro, porque en la estación de La Serna había una vía cortada debido a que un chorbo había sido arrollado por un tren. Se veía a los CSI españoles al fondo hacer sus cosas, y nosotros pensábamos que íbamos a llegar tarde. No podía haber elegido otro día para suicidarse. Pero nada, que al final llegamos bien. En el AVE íbamos en el vagón de los vagabundos y las mascotas, pero nos dieron auriculares gratis, teníamos churros y nos pusieron una película: Zoo loco. Os haría la crítica, pero me quedé dormido. Y al llegar a Tarragona, fuimos hasta el hotel en taxi. ¿Sabéis cuánto tiempo llevaba sin coger un taxi? En serio, respondedme, porque yo tampoco lo sé.

El vestíbulo del hotel. Mola, ¿eh?
El resort, pues una pasada. Ambientado en el oeste, con casino, cementerio, jacuzzi, furcias y furcios, camas de matrimonio para todos, caja fuerte (la usamos para guardar un huevo kinder, una mandarina, mis pulseras, y una moneda de 5 céntimos), te llevaban las maletas a la habitación, cargaban las habitaciones con Ozono (que sí, que las chutaban de Ozono cada vez que entraba un nuevo cliente. Yo creía que era un gas siempre presente en la atmósfera, pero se ve que se puede transportar y meter en habitaciones de hotel y que hay gente que paga por él, fíjate tú)... Vamos, todo alto standing.

El parque es brutal. Esto dolerá a algunos fanáticos del parque de San Martín de la Verga, pero tengo que decir que es la primera vez que piso un parque temático de verdad. Es grande, las atracciones molan que te cagas (Furious Baco rules, 5 veces que he montado. Que tiene vídeo on ride y todo), está bien cuidado y mantenido, los espectáculos no son espectaculares pero sí entretenidos, los botargas te obligan a que te hagas fotos con ellos, los empleados son simpáticos, hay un show de pájaros que vimos dos veces, invita a ser explorado, todo es como superprecioso... En eso sí que me he dado cuenta de una cosa: en mi parque somos unos bordes que te cagas comparado con aquello, sobre todo en cuanto a muñecos, que para hacerte la foto con Bugs Bunny te tienes que pelear con su cuidador, con el fotógrafo del parque y rezar porque el bicho no salga corriendo. Autocrítica constructiva. Eso sí, el pueblo de Salou, al que fuimos a por comida, un fraude. Está muerto. Nos cruzamos tres veces con el mismo negro, que parecía ser el único habitante en estas fechas. He dicho que fuimos a por comida, porque comer en el parque no entraba en el paquete, y era caro que te meas. Así que también aprovechamos los desayunos de buffet para robar comida. La gente nos miraría mal, pero nene, que no estamos para gastos. Además, uno de los días comimos en el restaurante de la zona de Mexico y nos cantaron unos mariachis. Y no fue barato. Nunca mais.

Yo también quiero lanzar a un loro como a un balón de rugby.

Además hicimos algunas trastadas por el hotel bastante divertidas. Yo casi me abro la cabeza con una puerta ninja a la que le faltaba un cristal, nos bebimos una botella de vino caro, mis amigos me dejaron fuera de mi habitación durante un rato bastante prolongado, y dejé una carta en el trono de los reyes magos que quien la haya leído se habrá quedado traumatizado para toda su vida. No, no voy a publicar lo que escribí en ella, es privado.

En fin, ha sido genial. Me lo he pasado genial y he estado con gente genial. Eso sí, he acabado de villancicos hasta la punta del prepucio. Y no me gusta el acento catalán. Lo siento, me supera. No es un prejuicio, los catalanes me caen bien, pero hablan como con desprecio, como con asco. Excepto Buenafuente y Berto, a ellos se lo perdono porque son graciosos.

3 comentarios:

JasJ dijo...

jajajajaaaja!! En el WArner no he estado nunca, quien sabe si algún día...en port aventura un par de veces hace años ya, y la verdad es que lo pasé en grande. Leí el otro día que el año que viene inauguran la montaña rusa más grande o alta o rápida o lo que sea de Europa, buena excusa para volver. Salou en invierno es una ciudad fantasma sí, como Baqueira en verano. Del acento catalán no voy a decir nada XD yo no tengo, pero porque lo hablo muy mal XD

juuul dijo...

Yo quiero trabajar donde trabajas tú o dondeseaquemepaguenunaestanciaenportaventuraoencualquierotraparte.
Salou en invierno, menos que nada. Pero en verano es Hollywood. La cuna de todas las borracheras post-selectividad de aragoneses. Menos la mia, que me fui a Canarias.

Ana Cris Electric Eel dijo...

Hola pequeño Maiden. Esta entrada me había dado tanta envidia que había decidido no comentarte, pero es que te he dejado un premio en mi blog, un tag cotilla que si lo haces lo gozaré bárbaro :P

http://estacerradaladrogueria.blogspot.com/2012/01/monigote-para-mil-fuegos-un-tag-y-un.html

Un besín