Seguidores

20 de mayo de 2012

No sé escupir.

Lo confieso. Ya no podía callármelo más. Es una de esas cosas que a todo el mundo le sale y a mi no.

Vale, me parece una asquerosidad eso de coger con la lengua todo el gargajo de tu garganta lleno de mucosidad y expulsarlo fuera de ti. La gente lo hace, y es una acción que tiene éxito entre los varones de edad comprendida entre 9 y 99 años, y además se ve que hay gente que lo ve hasta varonil. Hay mujeres que también lo hacen camioneras pero creo que es menos habitual.

Vale. ¡Pues yo no sé escupir! Ni siquiera saliva. Yo lo he intentado, pero me entran arcadas, o me quedo sin aire, o hiperventilo. Puedo acabar haciendo ventrilocuismo en el intento, pero jamás sale un puto esputo de mi boca.

Y puede que mi adolescencia esté marcada por esto cuando todos mis amigos se hacían pajas en el parque escupían en la acera y yo no y simplemente me hacía el educado, cuando era una farsa. Yo no era educado, simplemente no sabía, y tenía que ponerme el disfraz de muchacho maduro para que nadie lo descubriese.

Y ahora que ya he soltado este secreto que me corroía por dentro, voy a ducharme y a hacer pompas de jabón con la boca, que eso sí que me sale.

3 comentarios:

Eva dijo...

Yo no sé eructar. Ni sin querer :(

Ana Cris Electric Eel dijo...

Yo tampoco puedo hacerlo... Me dan unas arcadas de la hostia nada más pensarlo... además que no queda bien en una señorita como yo.

Ji... señorita dice... jiji


Quita los captchas tío, que es un coñazo comentarte!

Puto Maiden dijo...

@Eva: yo directamente no sé expulsar gases. Se me quedan acumulados ahí dentro del cuerpo, hasta que en el momento más inoportuno reviento. Tengo un sistema parasimpático que es simpatiquísimo.

@Ana Cris Electric Eel: ya quité los captchas.