Seguidores

26 de octubre de 2010

El cine made in Spain.


¿Quién dijo que el cine patrio es malo? Bueno, si nos ponemos a generalizar.... Sí, vale, es deprimente. Pero creo que es necesario hacer un análisis, quizá el panorama no sea tan desolador como nos lo pintan. Está claro que económicamente, el cine en España no es un negocio fácil, el 100% de las producciones (excepto raras excepciones) necesitan de alguna subvención del Estado, aparte de que las productoras más potentes son las cadenas de televisión privadas, aparte de las productoras cuyos esfuerzos se destinan en su amplia mayoría a copar de programación  a dichas cadenas de televisión.

Pero se ha demostrado que con no demasiado presupuesto, pero con un gran aprovechamiento de éste, aparte de profesionalidad y rigurosidad artística, se pueden hacer producciones más que dignas. La reciente Buried es un ejemplo.

En este nuestro país existen dos grandes plagas en el panorama cinematográfico a las cuales hay que desterrar. La primera y más evidente es la masificación de producciones que se hacen como si fuesen series de televisión, con directores de televisión, con actores de las series más populares, estética calcada a cualquier episodio de Hospital Central, Los Serrano, o Física o Química... Los resultados aquí son infames. Son películas con temática sencilla, casi siempre actual. Y carecen por completo de innovación, seriedad o imaginación. Sus personajes calcan a los personajes más populares de las series televisivas, y lo que es aún peor, los actores que interpretan dichos personajes son los mismos que lo hacen en televisión. Ejemplos: Fran Perea protagonizó una película que ni me acuerdo como se llama ni la he visto. El caso es que el trailer sí que me lo chupé, ya que la cadena innombrable escopeteó a la audiencia con el mismo. Su papel era de chico guapete, tierno, y que tocaba la guitarra y cantaba. Vamos, el mismo rol que le dio fama con Los Serrano. De coprotagonista tenía a Paco León, Luisma en Aída, cuyo personaje era, al parecer,... el Luisma.



Y así hay decenas de producciones. Gente que va al cine a ver lo que ve gratis por televisión, como dijo Homer en la película de Los Simpsons. La decadencia de este género llegó con Yo soy la Juani y con Mentiras y gordas, donde ya no sólo se calcan las tramas televisivas, sino que ensalzan la figura social de las chonis y de los canis, emulando películas americanas igual de penosas pero con mas estilo como "Fast & Furious". Luego ves a los actores, director,... en las entrevistas, diciendo que son películas profundas, que retratan a la juventud actual,... No se lo creen ni ellos, el caso es que hay que publicitar a la criatura.

Como dije un par de párrafos antes, hay dos plagas. La segunda de ellas es la enorme cantidad de directores y guionistas que se creen genios y lo único que tienen de sabiduría cinematográfica es un título de Comunicación Audiovisual, o si tienen pasta han hecho alguna diplomatura privada (¡coño, como quiero hacer yo!). Son directores de películas cargadas de sentimiento, que retratan la sociedad y sus problemas,... Películas como Princesas o Solas, que sí, muy profundas y todo lo que quieras, pero un coñazo bien grande.

Leí hace poco que uno de los grandes problemas del cine español es que no sabe unir una buena historia con entretenimiento. No estoy del todo de acuerdo con tal afirmación, pero algo de razón sí que lleva. Cuando en España se hace una película hecha para entretener, tiende al "torrentismo". Desde luego, si la fórmula funciona y hace que las salan se peten de gente, para qué cambiarla, sabemos que el producto es malo, pero se vende, como el Power Balance. Y si hay algo bueno que contar, y la gente que se encarga del apartado técnico sabe manejarse, ya llegará un director que se cree el nuevo Kubrick en cargarse la función.

Afortunadamente, tenemos muchas excepciones que rompen estas tendencias, y que hacen que no sea tan pesimista. En los últimos diez años, hemos contemplado el crecimiento como cineasta de Amenabar, que habrá quien no le soporte, pero es indudable su profesionalidad y, qué coño, que por lo menos sabe de lenguaje cinematográfico. Lo demuestró en los 90 con Tesis y con Abre los ojos, pero nos ha dado películas cojonudas como Los Otros, y dignas como  Mar Adentro, aparte de que ha dado con la fórmula para internacionalizar nuestro cine. Odio a Almodovar, pero los hay que le admiran. El tipo sabe manejarse, no lo pongo en duda, y al menos me gustó La mala educación. Y luego hay un copón de películas que merecen ser vistas, dirigidas por gente seria, y no por "genios", que saben lo que hay que hacer, cómo hay que hacerlo, y cómo no hay que hacerlo. Ejemplos: Concursante, El método, Salvador, El maquinista, El laberinto del Fauno, El orfanato, Celda 211, Camino, AzulOscuroCasiNegro, Alatriste, 3 días, El Bola, En la ciudad sin límites, Pájaros de papel, Habana Blues, Nocturna, Las 13 rosas, [REC].... Películas que gustarán más, gustarán menos (yo por ejemplo no encumbro REC o El orfanato), pero que poseen calidad, que se desmarcan del resto de producciones, que hacen creer que hay talento, que todavía quedan ganas por hacer cosas buenas.

Y por supuesto, siempre nos quedarán clásicos como El verdugo, Airbag, El día de la bestia, El pisito, Viridiana, El extraño viaje, Los santos inocentes, La cabina,... O sea, que tan mal no estamos. Aparte de que estamos exportando, hay están Javier Bardem, a quien admiro, y Penélope Cruz, a la que no puedo ni ver, más Paz Vega, Antonio Banderas, Oscar jaenada, Unax Ugalde,... O Juán Carlos Fresnadillo, dirigiendo en Hollywood. Y al más grande, Álex de la Iglesia.


Lo que pasa es que a los que manejan el cotarro les gusta el dinero fácil, quieren productos baratos destinados a adolescentes hormonales y a muchachas mojabragas, que la cosa sea seria les importa un pimiento. Una cosa es eso, y otra que no haya talento.

P.D.: Jamás pensé en que este blog fuese a tener fotos de mojones colosales como Mentiras y gordas... Pero me parecería indigno poner una foto de Viridiana cuando en esos párrafos hablo de esta clase de cagarrutas. Además, aunque sea tarde, aviso: no me responsabilizo del posibles daños ópticos o psíquicos que puedan ocasionar tales fotos. 

8 comentarios:

Sara dijo...

Uff, menudo repaso al cine español, eh?
La verdad es que coincido contigo en muchos de los puntos, por no decir en casi todos. Está claro que la industria del cine es muy competitiva, y que, con todo lo que se trae desde fuera, y con la tendencia que tenemos los españoles a desprestigiar lo patrio, es muy complicado hacerse un hueco.
Yo siempre he creído que realmente, falta de talento, no hay, pero parece que hay algo que en todo el proceso creativo, falla. No sabría decir el qué. Puede que sea el guión, el concepto, los actores.....O todo a la vez! Que se da mucho el caso xDDD
Creo que el cine español tiene que regenerarse, dejarse ya de tanta guerra civil, tanto rollo cani, tanto oportunismo "teen" y hcaer historias simples, pero bonitas.
Un saludo!

PEPE CAHIERS dijo...

El cine español, como institución, se pierde en guerras inútiles contra el cine norteamericano, por ejemplo, acusándole de producir bodrios, como si nuestra industria fuera capaz de crear obras maestras a golpe de subvención.

Aitor Maiden dijo...

@ Sara: creo que la regeneración está en proceso, o al menos tengo esperanzas de ello, lo malo es que los productores son listos, y prefieren éxitos instantáneos gracias al guapete de turno mojabragas, que un éxito perdurable con riesgo de no recuperar la inversión.

@ PEPE CAHIERS: es verdad. ¿Por qué tanta comparación de nuestro cine con el yanqui?

mansi nishi dijo...

si somos tantos los que pensamos que el cine español está asi, no entiendo por qué siguen triunfando como dices tú películas donde encumbran a chonis y chanclis. Me cuesta mucho ver cine español, lo hago con una predisposición negativa, con lo que sube mi nivel de exigencia para con la película, asi que son pocas las que me llegan a convencer, entre ellos mis preferidos, amenabar y alex de la iglesia, que les veo a años luz de los demás. Aparte, es verdad, hay mucho talento, pero pocos recursos y pocos ganas de que ese talento salga y aflore, uno de mis amigos, lleva años intentándolo, pero ni en televisión, ni en cine, ni en publicidad le dejan hacer ni opinar.
En el cine español sea cual sea la película siempre están enfadados, hablan superdrepisa y soltando tacos y enseñando tetas u otros aunque no peguen ni con cola en el guión. Doblaría las películas, creo que en España estamos acostumbrados al cine doblado. Pero sobre todo, pondría buenos actores, que hay muy muy pocos. Coincido totalmente en tu opinión sobre Pe. Absolutamente deacuerdo.

Besos!

Aitor Maiden dijo...

@ manshi nishi: es un problema muy común la vocación española de criticar lo propio sin haberlo visto antes, eso afecta a que veamos nuestro cine con ciertos prejuicios. El cine de chonis triunfa porque chonis hay muchos/as, y son los que acaparan las salas, y eso lo saben los productores. Es la misma respuesta que te daría a por qué Tele5 tiene una mierda de programación y es líder de audiencias. En cuanto a lo del doblaje, ¡no, por Dios!. Deberíamos acostumbrarnos a ver cine en V.O., una vez te acostumbras es una experiencia que llena más el visionado. Aunque, éso sí, en España, por muy buenos técnicos de sonido que tengamos, hay una cantidad enorme de actores/actrices que no saben vocalizar y no se les entiende, o que vocalizan demasiado y no hablan de forma natural.

mansi nishi dijo...

quizás sea ese el problema, que los actores no están tan preparados como se creen, y no sepan vocalizar, además que se les nota en exceso su falta de naturalidad... están tensos!
es verdad que deberíamos ver más cine en v.o., fuera de España es más común, porque todo esta en versión original, pero aqui, me cuesta más, quizás estoy demasiado acostumbrada. Sólo me pongo en v.o. para practicar mi inglés!
besotes!

bob dijo...

Otro problema más que tiene el cine español es la financiación, es decir, el estado ni ninguna productora se quiere mojar mucho en el asunto y así pasa que cuando ves una peli española hay de 3 a 5 minutos de presentación de productoras. A parte no se estiran porque hay un miedo incontrolable al fracaso y no se les ocurre mucho invertir en el mercado internacional (como hace hollywood). Vamos en resumen todo esto se traduce en que la mentalidad de la producción cinematográfica español actual consiste en gastarse poquito para ganar solo un poquito más. Por ese motivo aquí no hay grandes superproducciones ( exceptuando Agora que costó 50 millones de euros más o menos).

Aitor Maiden dijo...

@ manshi nishi: en serio, te recomiendo la V.O.

@ bob: el cine español se financia por subvenciones del Estado y los ayuntamientos mayoritariamente, de ahí que los tres primeros minutos de las películas aparezcan no productoras, sino ayuntamientos, cajas rurales, ...