Seguidores

8 de noviembre de 2010

Cómo acabar en un concierto de la MTV y cómo no vivirlo para contarlo.

Este pasado domingo, quedé con unos amigos para ir a Madrid. Bien es cierto que mi amigo Bob me envió un mensaje contándome el supuesto plan de ir a Madrid a dar una vuelta y luego a un concierto de Linkin Park gratuito del que yo no tenía la mínima noticia. El caso es que presté mas atención a cómo me vendió la moto su hermano, Superlópez: ir al Retiro a pasar la tarde, con unas amigas, una de las cuales hacía casi un año que no veía, y la otra es Txu Mifune, y luego ya si eso pasaríamos a ver a Linkin Park. Buen plan, me dije. Total, sólo me iba a perder la Fórmula 1 y el derbi madrileño (pese a mi cabreo con el Madrid, reconozco que por mucho que me joda estan jugando bien los cabrones).

La cosa evolucionó en que pasamos por el Retiro, cosa de media hora, y oímos música cercana, y entraron las prisas por ir a ver qué se cocía. Pobre de mí. Algo empezó a olerme mal cuando empecé a vislumbrar carteles de la jodida hija de perra MTV. Lo ignoré. Porque esas cosas son las que hay que ignorar cuando eres mas heavy que una lluvia de hachas. Una vez dentro de la calle Alcalá, repletísima de gente, me empecé a temer lo peor. Una cantidad enorme de niñatas, publicidad de MTV a tope, emos, quinceañeros, y la pregunta crucial: ¿a quién se supone que vamos a ver? La respuesta: 30 seconds to Mars, Kate Perry y por último Linkin Park. Linkin Park tienen un pase, aunque no son precísamente mis ídolos, pero los otros... "Aguanta con dignidad", me dije, "hazlo por Bruce Dickinson, por el espíritu de Bon Scott, por el Santa Claus de Futurama, por todos ellos, ¡aguanta!".

Al parecer debía de ser el único especimen de la capital que no se había enterado de que los jodidos premios esos de la MierdaTV se daban aquí, en Madrid, pobre ignorante de mí. Según avanzaba la tarde, mi cara de "qué cojones hago aquí" evolucionaba a "dónde está la salida". Aguanté un rato, como un campeón, metido en un mogollón de gente a cada cual más pijo y hortera si cabe. Aunque supongo que alguno más como yo habría por allí, que esos tipos/as nos podíamos haber juntado y decirnos "vámonos a tomar unas cañas,  que la Kate Perry está buena, pero desde aquí no la vamos ni a intuir". Hasta que salió al escenario, el cual no se veía gracias a la marabunta humana que había enfervorecida y a que la calle pillaba cuesta arriba, un tipejo "superultraguayquetecagas" a saludar a la plebe. Llamo saludar a decir unas palabritas y a enseñar el culo a todo Cristo, cosa que ví gracias a un pantallón gigante, el cual dejé de ver poco después. Y ya el colmo fue las niñas pijas protestando por los empujones, pisotones, codazos,... Si alguna de vosotras está leyendo ésto, dos ostias te daba, y luego te mandaba a un concierto punki, pero no un concierto punki cualquiera, sino a uno de los chungos, con patadas, linchamientos contra la policía, puñetazos, agresiones, y gritos encolerizados.

Y ya salió el primer grupo. Yupi. Y creí estar en medio de una manifestación de seguidores de Disney Channel, me entró el pánico, un agobio enorme, noté como varios Justins Biebers revoloteaban sobre mi cabeza, aparte de un aburrimiento enorme, porque aparte de no ver qué se cocía en el escenario, lo poco que pude ver por el pantallón fue a unos tipos sin carisma tocar sus cosas. Que por cierto, el cantante me enteré de que se trataba de Jared Leto, actor. Jared Leto, si me estas leyendo, ¿en qué mierda te has metido, tío? Tú molabas, me niego a creer que el drogadicto de "Réquiem por un sueño" y el pelopincho teñido de rubio platino con una guitarra que ni se dignó a tocar que estaba en aquel escenario sois la misma persona.

Mis amigas me miraron, con la misma cara. Al unísono, decidimos huir. Tarea complicada, por cierto. Unos chavales muy majos facilitaron la misión abriendo camino. Por cierto, el pive tenía esa cara de novio acompañando a novia a evento que no le gusta pero que para follar hay que pagar un precio.

Los hermanos López se quedaron visionando el "espectáculo" (no te jode, midiendo 1,90 cualquiera). Y Bob se enfadó conmigo más tarde por huir de esa tortura. Y quiso discutir, pero no pudo. Porque las discusiones entre Bob y yo son como que empiezan en serio, parecen que son de verdad, pero el que ejerce de objetivo de cabreo acaba riéndose del cabreado, y todo se queda como está.

En todo caso, bendito Fnac, siempre estas ahí cuando te necesitamos. Porque sí, mis amigas y yo acabamos en el Fnac de Callao. Mi consejo de hoy: pon un Fnac en tu vida.

15 comentarios:

Zips dijo...

Leyendo tu entrada, intuyo que hice bien en evitar el centro de Madrid esa tarde-noche, verdad?

Txu Mifune dijo...

No tengo mucho que decir... Fue tal y como lo describes. Y después de ayer he llegado a ciertas conclusiones en mi vida:
1. Tengo que ir sólo a conciertos por los que mataría, el resto sobran.
2. Cuando me entren ganas de zurrar a una zorra quinceañera no me quedaré con las ganas.
3. La Fnac es algo parecido a una divinidad pero con moqueta.
4. Bob es raro.

Basicamente..

Aitor Maiden dijo...

@ Zips: mientras evitases la puerta de Alcalá, todo bien.

@ Txu Mifune: respecto a 1, pues sí, a 2, pues también, a 3, Voy a fundar una religión basada en el Fnac, y a 4, pero el cabrón se hace querer.

Charles Hères dijo...

Eres genial, me doy una vuelta por tu blog, que es dios. Y por cierto, de esos conciertos es mejor ni entrar. aunque como bien sabrás, no he dicho nada nuevo.

OH FNAC GLORIOSA FNAC!!

Aitor Maiden dijo...

@ Charles Hères: mi blog es dios? Me has dado una idea: fundar una religión. En 3000 o 4000 años desbancaremos al cristianismo.

davydan dijo...

Joer no estuvo nada mal la cosa, no como la pones. Eso si muy petado.
Por cierto Aitor te voy a someter a una terapia muy agresiva de choque contra Fnac para que dejes este vicio.

Mr. Rific dijo...

Jeje, pues yo que soy 100% rockero debo confesar que en los bares de pachangueo acepto con gusto que pongan a la Perry antes que otras muchas mierdas (y ella físicamente me gusta)
Vi en TV la actuación madrileña y lo que no me gustó nada fue el modelito que sacó (una horterada), pero imagino que le abrigaría bien en esa gélida noche madrileña.

Más penita me dio ver la actuación de Bon Jovi, con lo grandes que eran en los 80 y llevan 20años amariconadamente momificados... snif

Aitor Maiden dijo...

@ davydan: pero si luego tu eres el primero que se ofrece a acompañarme al Fnac. Y el concierto , por lo menos hasta donde aguanté (los diez primeros minutos del primer grupo) era pastelero y cacota a más no poder.

@ Mr Rific: a la Perry me la perdí, ya que me largué del sitio cuando 30 seconds ti Mars llevaban dos canciones. Y respecto a lo de Bon Jovi, cuánta razón llevas.

bob dijo...

Yo me cabree por el hecho de que no os comprometisteis con el plan sobre todo cuando lo planeamos días antes. Si no os gustaba la actividad estabais en vuestro derecho de no asistir desde un principio pero lo que no se puede hacer es asistir( el hecho de asistir conlleva a conocer el plan y asumir sus posibles consecuencias) y al rato irse simplemente porque no os gustaba. Y si el problema era que no estabais agusto, la primera solución que se hubiese debido tomar es buscar otro sitio dentro del concierto en el que se estuviera bien ( asumiendo que estamos en un macroconcierto gratuito) y ya como último recurso si no hay sitios donde estar mas o menos bien pues nos vamos porque tampoco es cuestión de que alguien este sufriendo de agobio obligatoriamente y más siendo un concierto gratuito en el que no has pagado nada. ç

Pero vosotros tomasteis como única opción el no asumir las consecuencias de vuestra decisión de asitir y os fuisteis de allí porque os disteis cuenta de que no os gustaba el tema y porque concretamente en el sitio donde estabamos no estabais bien. Obviamente por causas mayores te puedes ir de allí pero desde luego no con la escusa de que os aburríais sabiendo a lo que ibais ni con la escusa de que estabais incomodos pues como he dicho antes la opción más justa hubiese sido encontrar otro buscar otro sitio mejor dentro del concierto (aunque lo visiemos desde más lejos).

En definitiva si asumís el hecho de hacer algo , hay que ser consecuente en la mayor medida de lo posible y de la forma más justa y desde luego el hecho de que luego nos riamos de la situación no quiere decir que no debais tomaros en serio vuestros errores y rectificarlos más que nada porque no esta bien hacer esta cosas y la paciencia de los que las sufrimos tiene su límite.

Por cierto con Linkin Park ya no habia niñatas ni cosas por el estilo.

Aitor Maiden dijo...

@ bob: mira que eres pelma y cansino. Como os alejásteis de nosotros, y no podíamos comunicarnos decentemente en medio de todo ese gentío, os hice una señal de irse p'atrás y no me hicisteis ni puñetero caso. Con lo cual= "estos se quieren quedar, nosotros no. Ya les veremos luego."

JasJ dijo...

Yo a la religión esta del Fnac/tu blog me apuntaría sin dudarlo...Alguien sabría decirme si al final estuvo Slash o no?

Txu Mifune dijo...

@Bob: Mira tío, a mi eso que dices me suena a chino, si no me gusta algo me voy y punto, y es así desde el principio de los tiempos y no entiendo eso de asumir consecuencias en una simple quedada de amigos... ¿Prefieres que no aparezcamos a estar un ratico juntos? Ya lo sé para la próxima vez.

Aitor Maiden dijo...

@ JasJ: no sé si estuvo Slash, yo huí cual presa de Tiranosaurio Rex del sitio.

@ Txu Mifune: bueno, bueno, eso está bien, pero, asúmelo, ¿eh? Asúmelo.

Carlos Añejo dijo...

La MTV idiotiza...

Es el Demonio, el Anticristo, la Bestia...

Y el Disney Chanel el hijo de la Bestia.

Aitor Maiden dijo...

@ Carlos Añejo: yo no lo habría definido mejor.