Seguidores

9 de diciembre de 2011

Los juegos del hambre.

Admito que me he resistido bastante a leerme este libro por el hecho de que me lo estaba recomendando todo el mundo. Suelo rechazar libros que se ponen de moda de repente. Pero al final cedí ante la presión, y acabé gastándome 20€ en él, y en seguida me puse a leerlo. Y tengo que decir que, esta vez, la masa popular tenía razón.

No me gusta leerme las cosas del tirón, vamos, que no soy precisamente un devoralibros. Por muchos que me lea, un libro de este tamaño suele durarme aproximadamente un mes. Me gusta tomarme mi tiempo. Pero este libro me lo acabé en...¿una semana? Sí, lo acabé muy rápido, y ahora en ese sentido creo que no he amortizado el libro, así que quizá con el tiempo tenga que releerlo.

Una de sus ventajas es que es sencillito de leer, no se adorna ni cae en el ridículo de intentar hacerlo. La mejor baza que tiene es su historia, que es una especie de mezcla de "1984" y "Un mundo feliz" transportados a la novela juvenil. Sigue una línea argumental que ni siquiera necesita de tramas secundarias prolongadas para resultar atractiva. Otra baza a su favor es que no se censura y no trata al lector como un idiota. Trata las múltiples muertes que se van sucediendo y todas las "putadas" que les ocurren a sus protagonistas de forma directa y sin contemplaciones. Se acierta en el uso de la primera persona, más que nada porque gracias a que la historia la narra la protagonista, Katniss, esta pasa de ser un personaje que podría haber sido sosete a convertirse en un personaje rebelde con el que rápidamente se consigue la autoidentificación. Cada personaje de los que van apareciendo, sin dejar de ser personajes prototipo, aportan cosas interesantes y no caen nunca en el absurdo, sobre todo Peeta, que quizá, bajo una apariencia inocente, sea el mayor peligro al que se enfrenta la protagonista, y con quién conformará un triángulo amoroso bastante estrambótico junto a Gale. Son personajes que si no se hubiesen tratado bien podrían haber sido del todo horribles, y afortunadamente ocurre lo contrario.

Lo mejor es la continua tensión a la que están todos ellos sometidos. El objetivo de los juegos del hambre en los cuales participa la protagonista no es otro que matar al resto de participantes para poder salir de ellos con vida, sean niños, máquinas de matar, o amigos. La autora se permite hacer en este contexto un poquito de crítica social, denunciando hasta dónde podemos llegar con tal de recibir entretenimiento y espectáculo. ¿Acaso el circo romano no era algo parecido a lo que se retrata en el libro? ¿Ese tipo de espectáculos siguen vigentes hoy en día por otras vías? Está claro que la morbosidad por las matanzas y por la violencia es un atributo que no ha desaparecido de la sociedad. Y quizá el angustioso y carente de moral futuro que aquí se retrata sea hacia donde se acerca cada vez más el ser humano.

Quizá el calificativo que le puedo dar es "diferente". No deja de ser una aventura del todo clásica con un relato bastante simple, pero que introduce una crueldad y una polémica para nada propias del género. Voy a sumarme a toda la gente que me recomendó el libro haciéndolo yo también. Como no soy de pulirme sagas enteras del tirón, en cuanto me termine un par de lecturas en las que estoy metido ahora me empezaré "En llamas", su continuación.

P.D.: Visto el tráiler de su futura adaptación al cine, tiene pinta de que se todo lo bueno que tiene el libro se lo van a pasar por donde el sol no alcanza a ver. Bastante escéptico estoy.

3 comentarios:

Sara dijo...

Te has olvidado añadir que el primer libro es esto:
http://www.youtube.com/watch?v=Y-T7yPJVvXw
sólo que con algunos adornos más. xD

Puto Maiden dijo...

@Sara: en Battle Royale son un poco más hijos de perra.

Sergio Simba dijo...

¡Que te leas el segundo ya!