Seguidores

5 de septiembre de 2012

Jóvenes garrulos.

Como me muevo en círculos sociales muy chachis, pues suelo ignorar la existencia de cierto tipo de personas que creía extintas, como lo son los chavales de entre 18-25 años con una personalidad digna de pastores, cabreros, neandertales, y un largo etcétera. Pero claro, la realidad me ha dado un bofetón con este asunto. Mira, eso es algo en lo que me parezco a Mariano Rajoy, con la diferencia de que vuestra calidad de vida no se alterará con mis cagadas, mamandurrias e improvisaciones.

A ver, es que ayer fuí oyente de una conversación entre varios de los compañeros temporales de mi trabajo, y me quedé con esa cara que no sé describirla en palabras pero sí en emoticono. El emoticono en cuestión es éste --> O.o

Empezaron a hablar durante el descanso de sus movidotes, de sus aventuras a los mandos de un Opel Corsa después de una noche etílica, de que sus viejos ya no les dan paguita y se enfadan sin respirar, de que ShA JheNNy se ha liado con el AlVariKoh,... En fin, unas epopeyas, unas ilíadas y unos dramas homéricos de cagarse.

Hasta aquí todo bien porque yo me limitaba a ignorarles dentro de lo posible y a ver pornografía en Tumblr por el móvil. Pero luego ya empezaron a fliparse y a entrar en terreno hostil. Voy a analizar varios de los comentarios y lindezas que estos iluminados soltaron, que no tienen desperdicio. Lo haré usando una gramática correcta porque no me sale escribir tantas imperfecciones seguidas. Vosotros imagináos el tono garrulo. Venga, allá voy:

- "Es que lo de tener novia es un marrón. Es una putada llegar después de trabajar, quedar con ella, y que te empiece a comer la oreja, a fastidiar, y a decir tonterías. La mía es lo peor, me saca de quicio." Muy bien, hermoso. ¿Para qué cojones tienes una novia? A ver me lo supongo, pero para satisfacer esa necesidad que me estoy imaginando hay putas baratas en muchas rotondas.

- "Mi novia me pone los cuernos y le mando a tomar por saco." Tu novia te ha puesto los cuernos diecisiete veces y no te has enterado, chavalote.

- "El otro día estuve a punto de follarme a una..." Veo que el respeto que te tiene tu novia es el mismo que le tienes tú a ella. Entiendo.

- "¿Nos apuntamos juntos para sacarnos el graduado escolar? Si además la asistencia no es obligatoria, porque tú vas pero no estás obligado, lo haces porque quieres. No te pueden obligar como a los niños que les envían notas a sus padres si faltan." Calculo que en 10 años te lo has sacado, campeón.

- "Si yo respeto a los homosexuales, pero que a mí me dejen en paz y que se queden lejos de mí, a ver si me van a contagiar algo". Además de catetos, machistas, drogadictos, paletos y orgullosos de ser todo eso, homofobitos. Son tan kawaiis que dan ganas de darles una escobita, un recogedor y ver como sus genes de macho alfa se evaporan.

- "Ayer me enfadé con mi vieja porque no me hizo la comida y..." ...y pobrecito que sin su vieja se moriría de hambre.

Y ya. Alguna más soltarían, pero creo que mi denuncia social queda patente. En un mundo en el que hay gente que sabe ingeniería, aerodinámica, artes, filología, medicina, diseño,... O sea, en un mundo en el que hay gente inteligente, con dos dedos de frente, capaz de realizarse a sí misma, ¿dónde metemos a estos tipos? Que esta gente tiene derecho a voto, a tener hijos y a respirar. A pensar también tienen derecho, pero de eso no ejercen.

3 comentarios:

Abisal dijo...

En este caso eran gente sin estudios pero yo he oído a una tía que estudia psicología soltar unos comentarios homofóbicos de échate patrás. Gente estúpida la hay en todos lados. Entre esos médicos, arquitectos, etc alguno encontrarás un día de estos. Y es triste. Ya sé.

P.D. También es triste que no sepas hacerte un par de huevos fritos y tengas que lloriquearle a tu madre para poder comer. Eso también.

Puto Maiden dijo...

@Abisal: está claro que el nivel de estudios no siempre va acompañado de educación y cultura.

Damu Aguirre dijo...

Esta gente me saca tanto de quicios como a vos, y parecen reproducirse en todas partes del mundo. Los que me la soban a niveles inconmensurables son los machistas cuyas doctrinas parecen haber sido escritas por curas medievales adictos a alguna droga alucinogena.