Seguidores

10 de septiembre de 2011

Zoología avanzada, o cómo sobrevivir a tu propia familia.

No me gustan las reuniones familiares. Vamos, no con mi familia. Estoy bastante desubicado dentro de mi familia paterna por varias razones:
  1. Soy el primo mayor, y el siguiente en edad tiene 13 años. O sea, que lo de conversaciones e interactividad con primos, nanai.
  2. Mis tíos no saben si tratarme como un adulto, como un adolescente, o como una mascota. Nanai, también.
  3. Tengo un par de tías que no se emborrachan, se achispan. Y con eso quiero decir que en cuanto se han terminado la primera sangría ya les entra la risa floja, y dicen cualquier tontería sin gracia, pero que todo el mundo se la ríe porque "mira qué graciosa la tía que va achispada".
  4. Una de esas tías es tan cuqui, que directamente la llamamos Cuqui. Imagináos.
  5. Mis primos tienen la costumbre de hacer un baile demostrativo de algo vergonzosamente parecido al hip hop, sin hip y sin hop. Cuando crezcan un poco, demostrarán su madurez sustituyendo tal actividad por una demostración de flauta travesera con violín.
  6. ¿Alguna vez os he hablado de Trolldad? Pues Trolldad bebido es Trolldad elevado a unicornio. Y mis tíos le siguen el juego. Y concurre una exaltación de la felicidad, de la familiaridad y de "estos jóvenes de hoy en día no saben divertirse" que da asco. 
  7. Cuando es el cumpleaños de una primita, mis padres siempre me preguntan: "¿vas a ir?". Consecuencias de las posibles respuestas: "Sí", me trago la reunión familiar y agonizo lentamente, y tengo que sufrir a mis padres diciéndome "si te aburres no haber venido". "No", caras largas y "luego dirás que tus tíos no te hacen caso". 
  8. Lo de "después he quedado" con respuesta paternal "no nos quedaremos hasta muy tarde" significa "me la sopla, ya que vamos a casa de los tíos nos quedamos allí hasta la 1".
  9. En estas reuniones tengo que sufrir el acoso de preguntas con las que me muestro esquivo. "¿Cuándo vas a traer a la novia?". Infelices. "¿Cuándo empiezas las clases?". El mismo día que te dije la última vez que me preguntaste. "¿Hoy no trabajas?". Se te da bien jugar a las evidencias. "¿Hoy no sales?". Estaría saliendo de no estar aquí.
  10. Y por último, en reuniones familiares toca soportar que tu madre te saque los trapos sucios de la manera mas exagerada posible (está bien entrenada por Sálvame y programas de igual calaña). Ni se me ocurra sacar un trapo sucio de mis padres, se aliarán contra mí y acabaré quedando mal de igual manera.
¿Habéis visto que divertido?

6 comentarios:

Ana Pepinillo dijo...

Jajajjaja nosotros somos una familia numerosa, muy numerosa, y tenemos que aguantar todo lo que dices, a mi cada vez que iba flipaban con que estudiara y cada vez que voy flipan con que sea maestra (aunque trabaje de monitora) la cosas es que ren¡tención cero, pero quieren saberlo todo.

merchissbrown dijo...

jajajajaja! bravo!!
PD: No se como he llegado hasta aqui!

neko dijo...

Oye que divertido!! :P con lo sosa que es mi familia...

Noah Turlipae dijo...

A mí me pasa absolutamente lo mismo. Y con el añadido de friki y bisexual, no dejan de burlarse de mi indumentaria comparándome con algún famoso que no viene al cuento, y preguntándome con quién estoy saliendo y diciendo que se me va a pasar el arroz.

Ana Cris Electric Eel dijo...

No puedo enamorarme más de tu forma de redactar, ni identificarme más con las cosas que escribes.

Puto Maiden dijo...

@AnaPepinillo: tías cotillas hay en todas las familias.

@merchissbrown: es que he puesto un imán en la puerta del blog, por eso llegaste a mí.

@neko: vamos, dicertidísimo.

@Noah Turlipae: uyuyuy...cotilleos sobre los amores...yo siempre que me preguntan "¿tienes pareja?" responde "pues no sé".

@Ana Cris Electric Eel: qué cosas mas bonitas me dices, que yo soy fácil de sonrojar.