Seguidores

6 de septiembre de 2010

Hippie socialista.

En la última década ha proliferado una nueva especie política a la que, como el título del post hace referencia, denomino hippies socialistas. ¿Qué son? ¿De dónde vienen? ¿A dónde van? ¿Cuál es su método de reproducción? Y en tal caso, ¿toman precación o lo hacen a pelo?

El caso es el siguiente: a principios de siglo, el PSOE regresa al trono, la clase social media estalla de alegría, con un optimismo desorbitado. Qué guay es todo, la gaviota ha dejado de volar, el poder es devuelto al pueblo. ¡Osana en el cielo! Pero... ¡pardiez! Estos socialistas estan haciendo cosas que no molan tanto, qué mal rollo. Pues nada, como lo que los tíos estos no molan, vamos a llegar nosotros y vamos a hacer algo que mola mucho: protestar, que eso siempre llama la atención.

Venga, vale, protestemos. Pero no hay que protestar así a lo tonto no: ya puestos hay que protestar por todo. ¿Que ZP sube los impuestos? Protesta al canto, pero quiero las aceras de mi ciudad limpias y aseadas. ¿Que censuramos las corridas de toros en Cataluña? Protestamos, porque es la tradición, aunque eso sí, los derechos de los animales son sagrados, pero el toro ha nacido para morir. ¿Que viene Miss Obama a España? Ahora sí que hay que protestar, la imperialista ésta montada en el dólar en nuestras costas, dónde se habrá visto, pero eso sí, si algúna república bananera levanta la voz contra los americanos, nosotros con los americanos, que por lo menos tienen mejor fama.


Bueno, vale, se les ve cabreadillos. Esta gente tiene una cosa que, a lo mejor es fallo mío, pero: ¿qué propone? ¿Qué quiere? Porque protestar a mí también se me da muy bien, ir de intelectual se me da que te cagas, ir de pasota es muy fácil, e ir de liberal va muy a la moda. Esta gente la componen una masa de personas que se definen como "apolíticas", porque son demasiado pobres para ser de la gaviota, demasiado clasistas para ser del PSOE, pero demasiado acomodados como para defender a un partido de izquierdas. Lo que hacen los partidos, lo que proponen, ya sea bueno, malo, o indiferente, todo les parece mal, y si les parece bien alzan la voz protestando porque la propuesta llega tarde, o porque es insuficiente. Pero a la hora de dar ideas, enmudecen. Defienden el capitalismo, pero que sea moderado. ¡¡¡WTF!!! O sea, se les puede definir, paradójicamente, como capitalistas de izquierdas.


Porque quieren trabajar en una oficina, con su aire acondicionado, su media jornada, su sueldo digno, un oficio en el que las cosas se puedan dejar para otro día, en el que tengan a 20 curritos por debajo de ellos haciendo el trabajo sucio, por supuesto con contrato fijo, y a poder ser sin demasiados estudios. O sea, vivir como reyes, como jodidos reyes. Pero eso sí, en cuanto algo no les mola (porque para ellos las cosas molan o no molan) acuden cual comunistas de principios del siglo XX a los sindicatos, a pedir que luchen contra la opresión del sistema, a pedir una huelga, a pedir aumentos de sueldos, menos horas laborales, mas vacaciones, y una cesta de navidad mas grande. Yo a esto no solo lo llamo "por el interés te veo Andrés", lo llamo chaqueterismo.


Y sí, como dije en un comentario de otro post, prefiero que me coman la oreja un par de comunistas convencidos, con argumentos firmes, que no se contradigan, y que sean rojos tanto a las buenas como a las malas, que se rían de mí unos tipejos que van de enrrollados y de progresistas y no saben ni lo que quieren ni a dónde quieren llegar.
Y por si acaso vienen réplicas sobre mi sentimiento comunista: si bebo Coca-Cola, marca capitalista como todos sabemos, no es para enriquecer a una compañía, es porque satisfago una necesidad, la de beber ese producto el cual me resulta agradable. Si quisiera enriquecer la compañía, me haría accionista en vez de comprar su producto. Porque estos hippies socialistas te atacan de ese modo: tú eres comunista, pero bebes Coca-Cola.


Por último, simplemente dejaré constancia de la propagación de la incultura de la que estos bichos hacen gala. Quieren alterar el léxico para que todo suene mucho mas enrrollado, quieren que la escuela sea más fácil, porque aprobar todo es muy dificil y así no hay quien pase de curso, y por supuesto se puede vivir sin saber nada de álgebra o de inglés, pero que no te falte tu correspondiente línea de Internet superrápida o tu teléfono táctil con navegador y caña de pescar. Pues éso, que todavía hay gente que va enseñando el culo por la calle pero como alguien se lo mire le llama pervertido.

7 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

La política es el arte de complicar las cosas, pero las críticas indiscriminadas es el arte de la inoperancia.

Aitor Maiden dijo...

@ PEPE CAHIERS: y razón que tiene, este post está cargado de mucha rabia hacia ciertas personas con las que he tratado últimamente, por lo que puede resultar un bucle sin remedio. Pero el gustillo que he sentido cuando lo he escrito no tiene precio.

BeToNaNo dijo...

En política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela...

'Antonio Machado'

Cinemagnific dijo...

Me imagino que entre esta gente está UPYD... X) Me ha gustado mucho la actualización. A mi tampoco me gustan los sociatas hippies, aunque reconozco que les tengo mucho más odio a los neoliberales económicos y a los progres del PSOE. En fin, el tema da para mucho y para ríos de tinta. Buen blog. Le sigo :)

Aitor Maiden dijo...

@ BeToNaNo: una metáfora con demasiada razón.

@ Cinemagnific: UPYD sucks!!! Y los progres del PSOE todavía más!!! Por cierto, está en su casa.

JasJ dijo...

Uf, yo soy el primero en rajar y criticar, pero no tengo ni puta idea de política. Ni idea, ni la quiero tener. pero no hace falta tenerla para ver eso que dices, la oposición, al menos la actual, es una jodida verguenza vomitiva, es la crítica por sistema. Argh, como los odio.

Aitor Maiden dijo...

@ JasJ: no hay que ser muy entendido para darse cuenta de que algo huele muy mal.