Seguidores

1 de septiembre de 2010

Palabras más, palabras menos.

Es la primera vez (creo recordar) que voy a hablar sobre deportes, concretamente fútbol, en el blog. No voy a hablar el deporte en sí, ni sobre quién ganó o perdió este fin de semana, ni sobre previsiones de cara a la nueva temporada. Nada de éso.

Y es que llevo una temporadilla fijándome en las portadas de los periódicos deportivos, y observo que siguen el mismo patrón una y otra vez: fotazo de jugador o entrenador con cara optimista, y el títular, en negrita, bien grande, entrecomillado haciendo alusión a lo que el tipo declara. ¿Y qué declara? Cosas como "Vamos a por todo", "Este año veremos el verdadero potencial del equipo", "Quiero ganar la liga", "No me iré sin la Champions", "Estoy en el mejor equipo del mundo",... Frases que en realidad no dicen ni aportan nada. Pero la gente se emociona con esas palabras que los gladiadores de este deporte repiten una y otra vez.

Concretamente, esta estrategia de marketing viral la utiliza el Marca diariamente. Periódico defensor a más no poder del Florentinato del Real Madrid. Saca al señor Mou, a Cristianito o a Kaká, con la frasecita clave para espolear a la afición: "Vamos a por todo", o alguna de las variantes anteriormente citadas. Y la afición se hace eco de las declaraciones. Me imagino a la peña en plan: "Oh, van a por todo, si es que son unos cracks". ¡Pero coño! ¿Es que no se supone que ese debería ser el objetivo de unos tipejos que cobran de media 9 millonazos de euros anuales, mas incentivos,  patrocionios, eventos, ...? Joder, si te parece van y sueltan: "No, este año no vamos a ganar nada". Éso sí que molaría. Y me encanta volver la vista atrás a final de temporada, con estos hombres derrotados en liga, eliminados en los trofeos en los que participan, y leo sus declaraciones de 9 meses antes, declaraciones que volverán a hacer al final del correspondiente verano, y la peña les volverá a aplaudir por dichas declaraciones, pese a que 9 meses después, otra vez, vuelvan a ser derrotados.

También hay que mencionar las declaraciones postpartido. Son declaraciones en las que que los periodistas hacen preguntas con la respuesta ya encaminada: "Un partido duro, pero bien trabajado y al final habéis ganado, ¿verdad?", a lo que el sudoroso jugador responde: "Sí, ha sido duro, pero hemos trabajado mucho y al final hemos ganado". ¿¿WTF?? ¿Esas son las mejores palabras que se te ocurren? Qué alarde de originalidad.

¿Y qué me decís de las contradicciones oportunistas? A final de temporada, el presidente de cualquier club llega y suelta la perla: "Este verano vamos a fichar a la nueva estrella del fútbol brasileño, lo tengo apalbrado", o alguna frase similar. Los medios se masturban de emoción teniendo tema del que hablar para tres meses. Llega verano, los días pasan, llega la pretemporada, las negociaciones comienzan, luego parece que se debilitan, se estancan, empieza la nueva temporada, y la nueva estrella del fútbol brasileño sigue en Brasil bailando samba. "El jugador tenía que haber presionado más a su club", suelta entonces el director deportivo, ya que el presidente ni se molesta en quedar mal ante la prensa, para eso ya tiene a sus esbirros. Y pienso yo: ¿no se supone que estaba apalabrado? ¿En qué quedamos, limones o naranjas?

En fin, que esto me viene a la cabeza porque estoy desencantado y desenamorado del equipo del que he sido siempre, el Real Madrid. Odio a Fló, odio a Mourinho, y odio a Cristianito Lagrimitas Ronaldo. Han dado la patada a Raúl y a Guti (encima el 7 lo hereda el puñetero portugués de los huevos, ojalá se saque un ojo al echarse el rimmel), casi se la dan a Higuaín, y se gastan la pasta en jugadores cuyos puestos podrían ocupar gente de la cantera que, carente de confianza, se tienen que largar, y muchas veces llegan a triunfar fuera, demostrando la ineptitud de un equipo que confía demasiado en los billetes verdes, billetes con los que el años pasado llegó una vez más el Barça y se limpió el culo con ellos, al habérselos ahorrado subiendo canteranos. Así que este año, ¡aúpa Getafe!

5 comentarios:

Lord Charles H dijo...

Más razón que un santo...

La exorsister dijo...

Si lo piensas, los periodistas deportivos tienen talento a su manera. No todo el mundo tiene la habilidad para decir NADA diariamente y con distintas palabras además, y que eso sea noticia. Tienen el poder de convertir en debate nacional el sueldo de uno de estos jovenes millonarios, e incluso se han hecho con más de la mitad del tiempo de los informativos de televisión. Hay que reconocer el mérito, de sacar oro del petróleo, noticias de la nada, como buenos charlatanes de feria.

Superpatata dijo...

Ya veo que estás desencantado con el Real Madrid. Yo también he sido de ese equipo toda la vida, pero empezó a dejar de gustarme en el momento en que echaron a Vicente del Bosque, después de haber conseguido tantos trofeos, por la puerta de atrás. Al igual que Morientes, uno de los mejores delanteros que ha tenido el equipo, qué pasa? que no era tan mediatico como otros no??
Que asco de Florentino, fue llegar y hacer del equipo un desastre.
Un saludo!!

Aitor Maiden dijo...

@ Lord Charles H: a que sí?

@ La exorsister: hombre, la mayoría de los periodistas son capaces de sacar noticias diariamente sin decir absolutamente nada, pero quizá los deportivos sean los que se llevan la palma.

@ Superpatata: ver año tras año que el equipo juega fatal, gana por inercia, se queda sin títulos, y que temporada tras temporada aseguren que van a por todo para luego obtener el resultado de siempre (o sea, nada) me da vergüenza ajena. Y encima fardan de ser el mejor equipo del mundo; ese chollo se les acabó justo cuando se le dio la patada a Del Bosque.

Speedygirl dijo...

Bueno, se hacen de oro jugando al fútbol, pero para eso no hace falta ser precisamente un premio Nobel... mejor si la pregunta va encaminada, tampoco hay que ponérselo muy difícil después de estar todo el partido de arriba para abajo del campo. XD