Seguidores

3 de diciembre de 2010

Esa ilusión llamada "libertad".

Bueno, en esta ocasión voy a deprimiros un poco. En este blog he hablado varias veces de política, de sociedad, pero hasta ahora no me había metido de lleno en filosofía. Me iniciaré, como dice el título del post, con un tema complejo, candente y abstracto como lo es "la libertad".


Empecemos por el principio: nacemos. ¿Y qué somos? Cuando llegamos a este mundo, somos un trozo de carne sin consciencia del "yo", sólamente dotados de los instintos básicos para sobrevivir (mamar, respirar, llorar, cagar, dormir,...). Dicho de otra forma, no poseemos conocimientos. Somos un puñetero folio en blanco (echad un vistazo a Locke, filósofo inglés empirista). Llega la hora de crecer, estamos en la mas tierna infancia, empezamos a tener experiencias, trato con personas, y conocimientos. Pero estos conocimientos no los adquirimos gracias a la santa trinidad, ni por nosotros mismos. Ojo a esto que es importante: estos conocimientos NO los elegimos nosotros, sino que llegan a nosotros por medio de figuras de autoridad: nuestros padres y familiares, nuestros pedagogos, educadores y profesores, nuestros amigos y amigas, vecinos, conocidos, la televisión, los cuentos y libros que leemos, la música que escuchamos, los periódicos,... Así hasta el infinito. (Todo ello nos lo dejó explicado el psicólogo Piaget). Y todo ello se almacena en una zona muy concreta de nuestra cabecita: el inconsciente. Gracias a él, la mayoría de las veces respondemos a un estímulo de forma automática, sin tener que pararnos a reflexionar sobre las consecuencias de un acto.

Me explico. Mientras crecemos y nos educamos, ocurre algo curioso: empezamos a desarrollar los gustos, las necesidades,.. Aquí es donde empezamos a definirnos como individuos respecto a los demás, no todos tenemos los mismos gustos ni las mismas necesidades. A la hora de adquirir gustos, estos se verán alterados por nuestras experiencias. Aquí surgen los términos "tensión" y "distensión". Vamos a tender a acumular gustos que nos alejen de la tensión, todo aquello que nos incomoda por alguna causa, la cual viene determinada, insisto, por nuestra experiencia, almacenada en nuestro inconsciente. Por lo tanto, nos gustará aquello que nos cause placer, satisfacción y conformidad, o lo que es lo mismo, nos gustará aquello que se asemeje a lo que hemos aprendido que está bien y que es bueno para nosotros. Muy lógico todo, creo yo. Y con las necesidades ocurre lo mismo, vamos a adquirir aquellas necesidades que nos faciliten la obtención de esa distensión y que nos alejen de la tensión. Y todo ello, como he dicho, lo hacemos de forma automática, no lo hacemos porque tengamos el don de hacerlo. ¿Os acordais de ese folio en blanco que eramos al nacer? Pues todos aquellos que nos han rodeado se han encargado de dejar su frasecita escrita en él, somos un folio escrito por otros. Y depeniendo de quienes hayan sido los escritores, nos quedaremos en un simple folio con frases escritas, o quizá llegemos a ser una novela de alta categoría. Aquí afirmo, pues, que nadie se hace a sí mismo.

Entonces, me direis, si actuamos para nuestro bien, para nuestro beneficio, ¿por qué existen personas que actúan mal? Muy simple, creo que está muy claro que gran parte de la sociedad está maleducada, consentida, se les enseña el camino fácil, y se les incentiva el egoísmo. A todos nos educan a base de obtener premios al ir obteniendo objetivos (esos premios pueden ser desde un regalo, hasta un pequeño gesto de aprobación). Cuando de pequeños, pongamos de ejemplo, nos tiramos un pedo, y a nuestro abuelo (en ese momento nuestra figura de autoridad) le hace gracia, nos gusta que le haga gracia, acabamos de obtener un "premio" por hacer cierto gesto no demasiado bonito. Sin irme del hilo del asunto, alguien que ha crecido obteniendo premios, obteniendo placer, en definitiva, llegando a la distensión, a través del malestar de otros, pero de su satisfacción personal, actuará de esa misma forma, puesto que ha aprendido (ha obtenido conocimientos) que mediante el mal, él se siente bien (ha obtenido premios). Realmente, para sí mismo no actúa mal, sino que actúa conforme a lo aprendido. Aclaro, que actuemos según nuestros conocimientos y nuestra educación no quiere decir que actuemos bien, simplemente vamos a actuar para nuestro bien, pues, como he dicho, estamos en una sociedad egoísta.

Por lo tanto, hasta este punto hemos obtenido conocimientos y hemos corregido otros, y los hay que no nos han llegado. Todo ello a base de que unas figuras de autoridad nos den premios por adoptar ciertas conductas, las cuales vamos a tratar de imitar para obtener esas recompensas de las cuales obtenemos satisfacción.

Por lo tanto, hemos crecido y madurado influidos por todo lo que nos rodea. Llega la hora de tomar decisiones. Cuanto tenemos que decidir sobre algo se nos abre un abanico de posibilidades, las cuales se ven reducidas a aquello que conocemos, a aquello de lo que somos conscientes, a aquello que sabemos. Aquí llegamos a un punto importante, porque, desde luego, no vamos a decidir cualquier cosa. En nuestra cabeza empieza a desarrollarse un proceso algorítmico influido masivamente por nuestro inconsciente, que es donde tenemos depositada nuestra experiencia, y que ya se ha encargado a lo largo del tiempo de hacer una jerarquía de conceptos, estando arriba aquellas cosas que sabemos que nos causan distensión, y abajo las que nos causan tensión, y que será nuestra referencia primera a la hora de tomar decisiones. Y volvemos a lo mismo: nuestros conocimientos, necesidades, experiencias y nuestra educación, independientemente de que sean buenos o una soberana mierda, van a ser los responsables de que nos inclinemos hacia una decisión u otra apoyándose en tal jerarquía.

Llegados a este punto, podemos afirmar que "la libertad", tal y como nos referimos a ella y tal y como hacemos uso de ella, no es mas que una mera ilusión, un concepto abstracto del cual nos valemos, en la mayoría de los casos, para saciar nuestro egoísmo, ya que actuamos básicamente por aprendizaje y por instintos (sí, como un perro, hazte a la idea). Y por eso nos comportamos de forma distinta con unas personas u otras, porque necesitamos acercarnos a la distensión, y unas personas no nos "premian" de la misma forma que lo hacen otras.

Pero se puede dar el caso de la rebeldía hacia un elemento de autoridad. Lo vemos en todas partes. Tiene su explicación: todos tenemos unos elementos de autoridad, no los mismos, desde luego, pero los tenemos. Para algunos esa autoridad es la ley, para otros es el papa, para otros son los padres, para otros son sus amigos mas carismáticos, para otros lo es Telemadrid,... La gente jerarquiza también esas figuras de autoridad, y de ahí que los haya que se muestren rebeldes hacia ciertas figuras autoritarias que se ven desbancadas por otras que lo son mucho más.

Voy a poner ejemplos para los que nos les quede todo esto muy claro: YO quiero una televisión. Desde pequeñito, se me ha enseñado que las televisiones se comprarn en ciertas tiendas. Por otra parte, se me ha educado en un entorno en el cual robar está mal visto, y tengo muy claro que robar es un delito penado por la ley. Y la verdad, enfrentarme a la ley me causaría bastante tensión. Aparte de que no tengo unos padres especialemente protectores, sino que son unos padres que me han educado a base de castigarme veranos enteros por suspender una asignatura, y que me han dejado muy claro lo jodidamente mal que lo podría llegar a pasar si se me ocurriese cometer un delito. La experiencia también me dice que hay sorteos en los que me puede tocar una televisión, pero que es jodidamente chungo que yo sea el ganador. Veo la televisión que quiero en un escaparate, el precio me causa tensión, pero robarla me cuasa aún mas tensión. Por lo tanto, si quiero una televisión, mi decisión a la hora de adquirirla estará mucho mas cercana a "ahorraré y me la compraré en el MediaMarkt mas cercano" que a "romperé un escaparate de una tienda de barrio y me llevo la televisión expuesta".

Pongamos el mismo caso desde la perspectiva de una persona de mi misma edad, pero criado en un ambiente delictivo. Sus padres se han despreocupado de él desde pequeñito, aparte de que le han dado la mayoría de los caprichos que le surgían. Como nunca se le ha exigido absolutamente nada para obtener distensión, ha sido bastante peyero y ha acumulado malas notas en la escuela, nunca le ha visto utilidad a los estudios. Ha sido partícipe de bastantes golferías de las cuales obtenía diversión, la cual le otorga una gran cantidad de distensión, y nunca ha sido castigado ni penado por ello, por lo que aprende a reincidir en esas golferías sin peligro de que haya repercusiones no satisfactorias para él. Alguna vez, se le ha llevado a comisaría, pero rápidamente salía de ahí porque sus padres acudían a recogerle. Su padre le echa la bronca del siglo esa noche, pero al día siguiente ya se le ha levantado el castigo. Desde luego, ha sido un castigo bastante soportable por la gamberrada que ha hecho. Aparte de que se ha juntado con amigos cuyos gustos y educación se asemejaban bastante a los propios. Quiere una televisión, y ya ha hecho pillerías robando en tiendas de todo a 100, en pequeñas panaderías y pequeños ultramarinos, siendo descubierto alguna vez por los dependientes, pero logrando su objetivo y escapando del establecimiento con el objeto hurtado. Ve la televisión en un escaparate, mira el precio, precio que le proporciona tensión, mucha mas tensión que la de ser pillado, pues sabe que las consecuencias por romper el escaparate y llevarse el aparato no son tan tensas como desprenderse del dinero que vale. Por lo tanto, su decisión final se aproxima mas a "robar la televisión" que a "comprarla".

Y un tercer caso podría ser con alguien de mi edad en Haití, que directamente ni se planteara la compra de la televisión, puesto que tiene necesidades mucho mas urgentes de satisfacer y que desde luego le van a causar mas distensión que adquirir una caja tonta.

Si he logrado deprimirte, por un lado me alegro, pues te he convencido de algo que sólo nos conduce al egoísmo. Y por otra parte, alégrate, ayer creías que eras libre y eras tan libre como lo eres hoy, o sea, nada, pero hoy cuentas con una ventaja, y es que eres consciente de que no eres capaz de actuar por libre albedrío ni por propia voluntad. Aprovéchate de ello para ser mejor persona. En realidad la vida no es para tanto: nacemos, crecemos, en ocasiones nos reproducimos y al hoyo. No os la toméis tan en serio.

Gracias a Nete y a Luisete, mis figuras de autoridad en estos temas. Ellos son los maestros, y como todo en esta vida, el mas tonto es el que se lleva la gloria al publicar su obra.

17 comentarios:

Luisete dijo...

Uy, voy a ser el 1º!! Aitor, no te quites méritos. Espero que esto sea el principio de un gran debate.

¡¡Salud y República!!

Anónimo dijo...

Lamentablemente está incompleto ya que es un tema que da para mucho, y por supuesto, es introductorio para los no entendidos. Sólo haré 2 aclaraciones:
1º: Figura de autoridad es por la que sentimos admiración ya sea porque aprueba nuestro comportamiento, porque "detectamos" que es la figura que "destaca" o porque simplemente actúa como nosotros. Por ejemplo aquí comprobamos por qué los grupos de jóvenes son tan peligrosos. La razón es que ignorantes tienen como figuras de autoridad a otros ignorantes y se aplauden las fechorías y... en fin... una lastima.
2º: Lo mencionado en esta entrada puede dar la sensación que es tan inflexible, que no permite cambios en nuestra personalidad. En realidad sí que los permite. El mecanismo es bastante simple: Sustituímos unas verdades por otras que provienen de fuentes fiables (la mejor de todas la experiencia personal).
3º: En cuanto a la jerarquía que se menciona es mas compleja de lo que parece. Podemos aprender un concepto positivo por negación del negativo y al revés. podemos tener un concepto positivo sobre algo y no tener concepto negativo y al revés. Y cuando se nos plantea una decisión, el inconsciente pone en una balanza en un lado pros y en el otro contras. Esto puede parecer confuso pero se entienden bien los principios del Epicureísmo: a) Búsqueda del placer (distensión), b) Alejamiento del dolor (tensión), c) Aceptación del dolor presente si éste derivará en un placer futuro, d) Rechazo del placer presente si derivará en un dolor futuro...
Y todo esto en fracciones de segundo y de manera inconsciente. El inconsciente existe y se puede demostrar su existencia de esta manera: prestad atención a lo que voy a decir...... más atención......un poco más...... un poco más...... Lagarto!!!. Ahí está... mientras leíais esto no estabais pensando en un lagarto, luego podemos afirmar que el concepto lagarto no estaba en vuestro consciente sino en vuestro inconsciente (más bien en vuestro pre-consciente). Cuando he escrito "lagarto", vuestro inconsciente ha buscado ese concepto en su diccionario de conceptos hasta encontrarlo. En la toma de decisiones, el inconsciente compara conceptos y calcula la tensión y la distensión producidas y hace que la elección emerja al consciente. Ejemplo: ¿Qué preferís? ¿El helado de fresa o el de gazpacho?. La elección no es muy compleja. Y... ¿Entre el helado de fresa y el de chocolate?. Fácil ¿no?. ¿Y entre un helado de fresa e ir al servicio?. ¿Veis?. No veo vuestras caras pero puedo adivinar vuestros gestos y precisamente por esto, porque no somos libres. He planteado una elección entre conceptos de distinta jerarquía y que dependen de un valor extra: Nuestro estado. Si tenemos hambre elegiremos el helado y si nos estamos meando iremos al servicio. Si no tenemos hambre ni queremos ir al baño realizaremos una elección "aleatoria".
Bravo Aitor y muchas gracias pero el mérito no es mío (yo también soy el tonto de algún genio). Reflexionemos todos sobre lo que nos gusta y por qué nos gusta, y si lo que nos gusta no funciona... A cambiarlo coño!!!. Saludos. Abraham.

Aitor Maiden dijo...

@ Luisete: no me quito méritos, pero sin vuestros debates yo tendría una percepción de la realidad bastante distinto al actual. En una realidad alternativa, quizá haya un Aitor pepero capitalista que cobra un € por llevar a la gente en su coche y que vitorea a Aznar.

@ Abraham: uff! Tenía los datos en el inconsciente y no surgieron en el momento adecuado.

Anónimo dijo...

¡Qué cosas!. Al final fueron 3 aclaraciones. Disculpad el error, no se volverá a repetir. Saludos. Abraham.

Charles Hères dijo...

Tres cosas:

1. Molas.
2. so-Determinista-educacional ¬¬
3. No hay, voy al contrario que Abraham.

XD

Cuídate.

Aitor Maiden dijo...

@ Charles Heres: me alegra ver que hay gente que lee esta entrada, creía que la peña huiría instintivamente de ella.

Murciégalo dijo...

"somos un folio escrito por otros"
Sí, en un principio. Lo bonito está en darle la vuelta a las cosas cuando crecemos y empecemos a escribir nuestras propias frases.

Anónimo dijo...

Murciégalo: Frases que ya has escuchado con un orden de palabras concreto y en un contexto concreto... lo dicho escribiendo en ese folio frases ajenas. Ponle la etiqueta que quieras pero creer que surje de tí es una ilusión y de ilusión trata esta entrada.
Asumir que no eres libre no es tan malo. Ayuda a valorar todo de nuevo ocupando el lugar que le corresponde, y te desvincula de técnicas de venta agresivas que emplean sin escrupulos la gran mayoría de empresas. Por eso ellos te dicen que eres libre, para que grites con más fuerza lo que quieren que grites y que defiendas, incluso de forma violenta tu o mejor dicho, "su" punto de vista aprendido también de otros. Te venden la pertenencia a un grupo social, las modas y un perfil estético repugnante basado en una visión mundana y cosmopolita absurda (saludos a Nerea R.A. y a Mr. Cre$po), causando complejos hasta límites enfermizos a los individuos que no encajan con lo establecido. Las modas extremistas predican la anorexia de manera impune, mediante encuestas ficticias te dicen qué votar pero crémee, da igual, existe un turno de partidos y te puedo afirmar aun siendo comunista por convicción ajena (cómo todo lo que es "nuestro") que ganará el PP... Simplemente le toca. Los medios de comunicación tergiversan las noticias, eso lo sabemos todos para influirte y lo que es peor... lo consiguen. Desarollo sostenible.. ¿Qué es eso?. Defino sin florituras: Invento capitalista para continuar produciendo de forma masiva articulos de lujo (o no) contaminando legalmente sin consecuencias morales. Por supuesto, eso es harina de otro costal. Gracias a la libertad invertimos mas en cremas antiarrugas que en investigación para curar el cáncer, como si no fueran suficientes las cortapisas de dudoso origen moral que impone la religión. Con la iglesia hemos topado. Ayudan en África en nombre de dios (en minúsculas porque es lo que se merece) por un lado a los pobres, hambrientos y enfermos de SIDA, pero por otro prohibe con sus enseñanzas el preservativo que ERRADICARÍA las tres. No te engañes Murciégalo. Esto es como un dibujo oculto en una mancha de tinta: al principio no lo ves pero despues es imposible dejar de verlo. Invito a todos a la reflexión y os recuerdo que lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad (Gladiator) y que el tiempo pone a cada puta en su esquina. Si nuestras referencias no funcionan o causan perjuicios a terceros, de verdad, no engaño a nadie, hay que cambiarlos. Total, si no somos libres es mejor regirnos por principios justos por imposiciones que tienen como fin convertirnos en una pila económica. ¡Es tan sutil!. La reflexión al principio duele pero luego todo encaja. Un saludo. Abraham.

Pd: Savater es un gilipollas y no hay más que hablar.

Anónimo dijo...

Por cierto: Siento mi tono incisivo pero la injusticias no es precisamente delicadas con nosotros. Abraham.

Anónimo dijo...

Las injusticias "son". ¡Cachis!. Para un par de veces que escribo y siempre la lío.Abraham.

Aitor Maiden dijo...

@ Murciégalo: pues...básicamente te ha respondido Abraham.

@ Abraham: gracias por echarme un cable.

Murciégalo dijo...

Buenas;
A ver, aquí se está diciendo que por haber nacido en un entorno determinado, el individuo actuará inconscientemente según la moral que haya en el mismo. Sin embargo, tenemos la libertad de oponernos, de ir contra todo lo establecito. Aunque dirás que lo de oponerse también es una idea creada por otros ha tiempo ya, pero tuvo que haber alguien que se opusiera primero, vamos, digo yo :P.

El niño bueno no siempre será bueno y el malo, no siempre malo.Y sí, cada cuál crecerá tomando los valores que estime más oportunos, valores de otros, pero la decisión de tomar de unos u otros ya implica cierta libertad, podemos elegir cuáles escoger. Quizás quieras decir que las ideas que tomamos como nuestras, las que queremos asimilar y que nos crean como individuo ya existían antes.Eso díselo a Einstein y a su teoría de la relatividad.

Tengo la libertad para coger mañana y hacerme mendigo voluntario o irme a vivir al bosque con los babuínos. Que otros hayan hecho lo mismo en el pasado, ¿implica que mi decisión no es libre?

Saludos :D, buen tema

Anónimo dijo...

No, se está diciendo que tus elecciones las realiza tu inconsiente y tu inconsciente es ESCLAVO de tus aprendizajes. Que tu tengas capacidad de acción no implica que seas libre. Si haces lo que sea por un motivo, insisto, si existe una razón es porque no eres libre. Veras: Si te haces mendigo voluntario es porque un motivo, ya sea éste demostrar que eres libre (por lo tanto no eres libre), porque en realidad quieres ser mendigo (motivación que no puedes controlar porque proviene de tu inconsciente = no puedes no hacerlo), por hacer lo contrario de lo que se te pide que hagas como un acto de rebeldía (nuevamente por convicciones = aprendizajes no puedes no hacerlo), etc. Y con ir a vivir con los babuinos al bosque (que, por cierto viven en la sabana africana) pasa lo mismo. Creo que ha quedado claro que si en una decisión existe un motivo que la justifique, si querer hemos demostrado que no somos libres porque para ser libres se tendría que actuar de forma aleatoria. No voy a seguir con el asunto porque creo que está claro. De todas formas es muy interesante que tu defiendas la libertad EXACTAMENTE IGUAL que otros que también la defendían, al igual que la originalidad y el individualismo. Al ser igual que el resto y hacer lo que el resto te convierte en uno mas del resto, luego queda demostrado de nuevo que no eres libre porque simplemente (y es el argumento más fuerte), no puedes no hacerlo. Incluso si pensamos desde tu punto de vista, eres esclavo de tu personalidad, esto es, no puedes dejar de aplicar tus principios basados en tu personalidad (cambie ésta o no), luego nuevamente, y por última vez, queda demostrado que no eres libre. Por si piensas que tu personalidad la has "creado", has de saber que la creación NO EXISTE, porque no puedes obtener algo de la nada, por lo que tu personalidad estaría basada en personalidades ajenas, por lo tanto, tu personalidad sería un compendio de otras personalidades, que es justo lo que estamos defendiendo aquí. y esto lo digo desde tu punto de vista porque es de ese punto de vista del que vengo y no es el punto de vista al que quiero llegar. Saludos. Abraham.

Pd:Podía responder al comentario o no hacerlo pero me han enseñado que debo corregir lo que me parece incorrecto... Lo he hecho... NO PODÍA NO HACERLO.

Anónimo dijo...

Os planteo un reto a todos. Veremos si sois capaces de encontrar una acción en vuestras vidas que no tenga una causa. Si no encontráis ninguna o encontráis alguna pero se pueden rebatir... Quedaría demostrada la inexistencia de la libertad.Araham.

Pd: No es válida la fórmulita "porque sí" ya que no justifica nada.

Anónimo dijo...

¡¡¡Jajajajaja!!. Es formulita no "fórmulita". La pasión y la escritura no son compatibles. Abraham.

Aitor Maiden dijo...

@ Todos: creo que Abraham es la persona mas adecuada para ir respondiendo a la gente que escriba en este post, y ya que responde a la gente antes que yo, y puesto que yo voy a responder cosas similares, para no ser reiterativo, no responderé individualmente.

Simplemente digo lo que ya deja claro él, actuamos según como muestra la teoría (teoría, que no hipótesis, o sea, está demostrado científicamente) de la causalidad (que no casualidad, he dicho causalidad). Esto es que vamos a actuar por algun razón, SIEMPRE hay una razón motivante que nos empuja a ejercer dicha acción. Por lo tanto, no actuamos porque queramos, sino por una causa, por satisfacer una necesidad. Si hay una causa, sea la que sea, incluso si la causa es rebeldía, no hay un acto libre, sino un acto al servicio de la causa.

Esto también está expuesto en la teoría acción-reacción: una acción implica una reacción (joder, qué lógico)única, la cual, a su vez, derivará en una segunda reacción, a su vez, única y derivada de esa primera reacción, y así hasta el infinito. Esto se traslada no solo a los elementos físicos, sino al propio comportamiento animal, incluyendo el humano. Dependiendo de una acción, nuestra reacción será única, invariable y consecuente de dicha acción.

Si profundizáis en el tema, no es algo tan triste, podeis corregir vuestros malos hábitos, cuidado, no de forma libre, sino por causalidad y por haber obtenido nuevos conocimientos que antes no teniais.

Aitor Maiden dijo...

@ todos: por cierto, me viene a la cabeza una frase de la película "K.Pax" dicha por el personaje interpretado por Kevin Spacey que dice así: "si el universo se contrajera, y una vez contraído completamente, hubiese un nuevo Big Bang, con las mismas características que el que formó nuestro universo, este momento que estamos viviendo ahora volveríamos a vivirlo, irremediablemente".
Reflexionad sobre ello, no tenemos la capacidad de alterar las leyes físicas, son ellas las que nos controlan a nosotros, estas se aplican en nuestro comportamiento. Y desde luego, la materia no se puede crear ni destruir, sólamente se puede modificar. Por lo tanto lo de crear algo por nosotros mismo es absurdo. Y esto es física de 1º de la ESO.