Seguidores

3 de enero de 2011

Y en el 2011, tiren la crisis por la ventana.

¡Ya está aquí el 2011! Qué decepción... Yo me siento timado, en serio. A mí de pequeño me contaban historias alucinantes sobre esta época que vivimos hoy. Se suponía que habría coches voladores, que vestiríamos con ropa de luces de neón, que la teletransportación estaría a la orden del día, que pasaríamos las vacaciones en Venus, que habríamos invadido Portugal, y que Fraga y la duquesa de Alba estarían dando de comer a los gusanos. ¡Qué distinto es todo!

En vez de coches voladores, tenemos automóviles que requieren de gasolina a 1,25 € el litro; la ropa es igual que hace 20 años, lo que pasa es que ahora me toca desprenderme de 9 pantalones porque no me abrochan (engordar no entraba en mis planes); el teletransporte mola en las pelis, y las vacaciones son en Torrevieja, como toda la santa vida; Portugal nos está invadiendo a nosotros, y Fraga y la duquesa cada día están mas jóven. Ella incluso tiene planes de boda. Y yo soltero, hay que mearse (y que dure). Todo ello con el gran imprevisto del caul nadie me hablaba cuando era pequeño: la crisis. A mi me hablaban del crack del 29 y me decían que no volvería a pasar. Y efectivamente, no ha vuelto a pasar.

Porque en cuanto lo que a mi me consta, crisis no hay. ¿Dónde cojones está, que todo el mundo habla de ella? Porque esto es así, todo el mundo parlotea, pero yo sigo viendo El Corte Inglés hasta los topes. El día 29, a tres días de finalizar el año, la Guarner tenía una afluencia bastante agradecida para las fechas que son. Yo entro gratis, por supuesto, pero lo común es abonar la entrada para disfrutar de un mundo de cine. ¿Y la crisis, ande andará? Ayer, el Parquesur mas de lo mismo. Las seÑoras, con acento en la ñ, con los carritos a reventar. Sus queridos esposos dos pasos detrás de ellas cargados de bolsas, cada una de una firma distinta. Esto multiplicado por R2D2 al cuadrado. Las tarjetas de crédito echando chispas, las cajeras sudando y los patrones sonriendo. Vamos, el centro comercial parecía Vietnam, incluido el olor a Napalm (¿nunca os he hablado de los olores de Parquesur?). Me entraban ganas de reventar cabezas. ¿Dónde está mi AK-47 cuando la necesito? Y a todo esto, ¿dónde cojones anda la crisis, que no la veo?

Y ahora tocan rebajas. Que es lo peor que puede pasar en un estado de alerta provocado por una huelga de futbolistas. Porque en este país solo hacen huelga los controladores y los futbolistas, el ciudadano de a pie está en crisis hasta para eso. A lo que iba: rebajas. Todo al 50... ¡Qué digo 50! ¡¡Al 60% de descuento!! ¡Que el jefe se ha vuelto loco! ¡Menudo chollo! Mira, no tengo un puñetero euro, pero, ¿has visto que gangas? Es que no comprarme ese producto que antes valía 100 y ahora 55 sería un delito. ¿Qué dices, que no lo necesito? Bueno, quizá. Pero, ¿tú te has fijado bien en el precio? ¡Es que me obliga a comprarlo! Me está poniendo hasta ojitos, y es que a mí los ojitos me pueden. Mira, cómpralo, que te meto dos collejones. Manda cojones desaprovechar tales descuentos.

Por cierto, qué fea costumbre y manía tienen las seÑoras, con acento en la ñ, y sus respectivos esposos y retoños, de pararse con sus carritos, sus bolsas, y su pachorra de 4x4, de pararse en todo el puto medio. Ellas (y ellos, qué cojones, aquí pringamos todos) se paran en cuanto ven un cartel algo mas grande que el resto, cosa habitual en estas épocas. Da igual donde, en el medio del pasillo, en toda la entrada impidiendo tanto acceso como salida del establecimiento, o en un estanque lleno de pirañas homicidas provistas de bombas de hidrógeno. Ell@s han visto el cartel, y les ha llamado la atención, y esa atención tiene que centrarse en esas letras enormes, rodeadas de dibujitos de colores llamativos y luces intermitentes, con música sutilmente escogida para atraerles (vamos, la Máxima FM o los 40 criminales). Y ahí se quedan, todo ties@s. Tu ya les puedes decir: seÑora (con acento en la ñ), ¿me permite? Que no existes para ella, ella (y él) tienen el 100% de sus capacidades encefálicas atendiendo exclusivamente a esos carteles, a esos productos masificadamente rebajados. Que digo yo que si en Berlín hace 25 años hubiesen puesto seÑoras, con acento en la ñ, repartidas por todo el muro, de ahí no entraba ni salía ni Peter.


Lo que digo, que estrenamos año, y que entramos en una década con un nombre muy feo, los años 10. Qué poco glamour. Y si me permitís, os dejo un último consejo: vayan esta tarde al centro comercial, intenten transitar por sus largos pasillos, rebozándose con el sudor del prójimo, dándose de ostias con las bolsas de las gente que lo franquean, y escuchando la relajante melodía de la histeria colectiva. A todo esto, ¿y la crisis?

13 comentarios:

dr.indy dijo...

solo 4 palabras: ERES EL PUTO AMO!
en serio, tienes mas razon que un santo.

Illuminatus dijo...

Pena de Tercera Guerra Mundial.

Para hacer sitio, digo.

bob dijo...

Preferiría soportar un apocalipsis zombie antes que estar en una masificación consumista de éstas y más cuando hay gente que se para en medio (que mira que me jode) o se van con los carritos de los niños ( si lo sumamos a lo anterior me siento doblemente jodido). Al menos en un apocalipsis zombie no habría rebajas.

Aitor Maiden dijo...

@ dr.indy: aún me quedan muchas tablas para ser el puto amo.

@ Illuminatus: no jodas, es preferible un pequeño apocalipsis. En una guerra vencen los mas fuertes y poderosos, en un pequeño apocalipsis, la cosa estaría mas repartida.

@ bob: qué majos los zombies.

dr.indy dijo...

pero... zombies que corren o zombies que andan? porque hay diferencia, eh... que se lo digan a borja y joseba de que vida mas triste...XD

Mr. Rific dijo...

Jeje, lo del tongo futurista sobre el siglo XXI lo llevo yo pensando desde el año 2000... pero al final hasta hace gracia ver ciertas pelis antiguas y ver que esa sociedad tan avanzada que pintan no tiene nada que ver con la caótica y descerebrada actual.

Y lo de los comercios, es verdad que a pesar de la crisis llenan el carrito como si el fin del mundo estuviera a la vuelta de la esquina... y quien sabe, quizás otra peli futurista como "2012" acabe teniendo razón :P

ANRO dijo...

¡Qué malo eres amigo Deux!...pero lo cierto es que llevas toda la puta razón del mundo, ¡qué carajo!...HOmbre, el apocalipsis no, pero algo serio sí que se barrunta, sí.
Un abrazote.

mansi nishi dijo...

no me mola nada sufrir froting en los centro comerciales, intento huir de todo esto, pero a veces es tannnn dificil.
Jajaja!!! la década de los 10!!! si que suena a poco glamour!!! no me había parado a pensar!!!

saludos!!!

Luisete dijo...

Eso te pasa por ir a una gran superficie a última hora. Yo he comprado un artículo para regalar en una gran superficie porque solo ellos lo fabrican, pero para aparcar bien y evitar sobeteos, aparte de poder quedarme sin lo que buscaba, lo compré a ppios del mes pasado, lo he probado y funciona, para no tener problemas con cambios. Otra cosa es asistir a pequeños comercios, que están vacíos, pues la publicidad nos ha hecho que esos sobeteos son normales y lo mas lógico es comprar en grandes superficies, y aunque pagues el producto 2 euros más caro, el trato personalizado es fabuloso, y sin agobios. Y si hay gente delante, te lo dicen claro: "venga dentro de unos minutos o dese una vuelta porque ahora no le puedo atender". También he de reconocer que yo llevo ese odio hacia "los grandes" porque por su culpa y por el afan de permisividad de abrir domingos y festivos por parte de nuestra comunidad autónoma, mi familia se fue a la ruina.
Sabéis como son los centros comerciales en estas fechas, y las seÑoras seguirán aquí y en todo occidente.
Solución: No Compres, jaja.

Aitor Maiden dijo...

@ dr.indy: los que corren te permiten hacer deporte gratuitamente.

@ Mr. Rific: lo del 2012 es mentira, está claro, el fin del mundo ya tuvo lugar, y a la hora de reconstruirlo no estamos sabiendo encajar bien las piezas.

@ ANRO: sí, soy un poco malo...pero no malote. Prefiero la palabra "diablillo", que cae bien.

@ manshi nishi: los centros comerciales en época navideña son un ensayo del infierno.

@ Luisete: lo malo es que yo no he tenido ideas para mis padres hasta última hora, vamos, como todos los putos años.

Mentxu Montesquieu dijo...

Y despues de pasar por todo este trance, me pase toooodo el dia de reyes instalando y probando cosas... Y eso que yo solo me habia pedido libros y figuritas de esas de la Fnac...

Javi dijo...

La crisis está en el millón de hogares españoles en el que ninguno de los de la familia trabajan y en los 4 millones y medio de parados, y en los que tienen que andar pidiendo en Cáritas o, lo que aún es más triste, cogiendo comida de los contenedores de basura que hay cerca de los centros comerciales... ahí es donde está la crisis. De cualquier manera te entiendo perfectamente con eso de que en sitios como en Corte inglés, etc, y más en rebajas, la crisis no parece existir. Y lo jodido del caso es que iremos a peor, y lo viviremos. Un saludo y buen post

Aitor Maiden dijo...

@ Mentxu Montesquieu: lo mejor sería que nos dieran 200€, que sabríamos amortizarlos en Fnac.

@ Javi: lo jodido es que hay gente que no se puede permitir lujos y que vive por encima de sus posibilidades.