Seguidores

3 de febrero de 2011

El ataque de los virus.

Yo que me creía invulnerable, resulta ahora que mi hermano me ha pegado un gripazo. Con lo bien que me iba a mi la vida, hay que cagarse. Y es que los virus son así: te atacan sin previo aviso, ni se molestan en avisar previamente a algún diario vasco. Por lo menos podrían dejar mensajes en un post-it, o un e-mail. Yo que sé, algo. Que estamos en la era de la comunicación...o eso se supone. Que no, que ellos son un contingente hostil que no escatiman en tiempo ni se molestan en negociar contigo. Van a por ti, y ten pelotas de denunciar a la OMS.

- "¿Es la OMS? Sí, miren, que resulta que unos virus gripales me están atacando, y leyendo los estatutos de la salud, en el apartado de no agresión se señala que esto no es honrado por su parte."

- Tu...tu...tu...tu...tu...tu - Te cuelgan y se lavan las manos en el asunto.

(Nota aclaratoria para los poco espabilados: el tu...tu...tu... es la onomatopeya de un teléfono al colgarse).

Así que ahí te quedas tú, hincubando tus virus que ahora se han apoderado de tu cuerpo, como Alien, el 9º pasajero (el 8º pasajero era el gato, que se ve que nadie contó con la criatura). Y la cabeza empieza a martillearte, los ojos te lloran como aquella vez viendo el final de Mujercitas, se te pone cara de perro pachón, y en la garganta se te forma un coagulo de sustancias que a aquellos que sufren de dentera pues éso, que les da mucha dentera. Cada vez que toses ves a toda la corte celestial. Mira, ahí está San Mateo, descojonándose de tí, el muy cabrón. Y San Roque, que siempre me hace una visita en los peores momentos, se conoce al dedillo mi umbral del dolor.

Pero para convatir a los virus, la OMS, que aunque se lava las manos como ya he expuesto, nos colocó a las madres. Y a las madres les dotó de un termómetro de mercurio de toda la vida y de Ibuprofeno. Primero te meten el termómetro en el sobaco, que hay que joderse lo frío que está (que seguro que es lo que mejor me viene ahora, que estoy destemplado), y te dice que estes con él 5 minutos. Pero ya sabemos que la relatividad del tiempo no es la misma para las madres que para el resto del mundo, así que te permite quitarte el aparatejo a los 20 minutos.

- "Uy, pues sí que vas a tener fiebre, unas decimillas. Tómate un Ibuprofeno."

Llegamos a la parte del Ibuprofeno, el original, el chungo. Que se mezcla con el agua y forma una sustancia áspera y burbujeante blanquecina que da grimilla verla. Eso es como ponerse a lamer una tiza como si fuese una piruleta, no me jodas. El caso es que mi hipótesis es que el Ibuprofeno no hace nada, lo que pasa es que había que inventar una excusa para que las madres no invadieran con sus hijos febriles las urgencias de todos los hospitales, así que se les dio el Ibuprofeno para que saciaran sus inquietudes medicinales. Que ni se leen el prospecto ni nada, ellas te lo colocan ahí, y te obligan a tomártelo. Y si te empiezan a dar arcadas, porque seamos sinceros, esa cosa rica no está, pues te empieza a decir que eres un débil, un flojo, un asqueroso, y que has salido a tu padre. Y que no coincida ese momento de automedicación con la visita inesperada de ninguna vecina o con la llamada de alguna tía, porque las madres les contarán tu odisea con datos desproporcionados dignos de la prensa amarilla mas sensacionalista. Después de eso, tu con escalofríos y sudor frío, lo único que se le ocurre es abrir la ventana de par en par. "Que se vayan los virus, que se vayan." Que te entra mal rollo, parece una exorcista vírica, por un momento te ves metido en la película de poltergeist, y rezas porque tu madre no te suelte finalmente la frasecita de "esta casa está limpia."

Ahora os tengo que dejar, que estoy formando una estrategia defensiva y de contraataque, Creo que me voy a tomar un poco de medicina Linux, que dicen que así te olvidas de los virus para siempre. Si veis que no publico en una semana, vengadme.

11 comentarios:

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.

dr.indy dijo...

buah, que me vas a contar a mi de estar enfermo y las reacciones maternales...
la mia por lo menos:
- con un estornudo cree que ya estoy malo
- 36 grados y medio ya es fiebre y debo descansar a toda costa
- nada de ver la tele, jugar a la "geim boi"... o hacer algo en general.
- si no cumplo todas sus normas de precaucion empeorare y me pondre maliiiisimo...

la gran putada de todo esto es que, como madre que es, suele tener razon en todo, y no veas como jode darle la razon.

ANRO dijo...

Eres un desagradecido con tu pobre madre, Aitor y mereces joderte y estarte quietito en la cama. En realidad ese es el remedio, ya que el virus, cuando comienza a oler los vapores de tu cuerpecito se le engorruña la nariz y se larga por patas.
Ale, ten paciencia y ya nos vengaremos si te dura más de una semana.
Un abrazote, pero con cuidado no me vayas a contagiar, ya sabes lo que les pasa a los viejitos.

Peter dijo...

Pues sí que te ha afectado la gripe...¿Hincubar? En fin, que decir de los constipados y las madres.

Creo que las madres deberían tener su entrada propia, comportamientos, poderes sobrenaturales.

PD: Sí, también estoy "griposo" y por lo tanto tocapelotas ^^

Aitor Maiden dijo...

@ dr.indy: en el fondo, somos unos niños mimados.

@ ANRO: prometo no contagiaros, creo que los virus aún no saben viajar vía Wi-Fi

@ Peter: veo que te vas fijando en las faltas de ortografía. La RAE me tiene frito.

Sar@! dijo...

Juas! Yo también he caído mala esta semana (está media España con gripe en realidad) y pffff, qué puto asco. Al final he tenido que automedicarme, que pa eso soy casi-veterinaria (y lo mismo da, que da lo mismo xDDD) porque paso de estar moqueando para que el médico me diga que beba agua y tome paracetamol.
No sé tú, pero yo ya soy inmune a todos los antipiréticos y analgésicos de ese tipo. Sí, soy una yonkarra....
Mejórate!

PEPE CAHIERS dijo...

El primer año de guardería de mi hija me lo pegó absolutamente todo. Pasé un curso escolar arrastrándome de gripe a resfriado y tiro por que me toca. Habría que hablar también del "Desenfriol", del "Frenadol" y similares y sus utópicas propuestas publicitarias.

Luisete dijo...

Por suerte estoy vacunado (o por desgracia, pues tengo la vacuna por ser asmático y tener mayor riesgo de enfermar, y yo estoy mocoso de septiembre a junio), pues medio país está griposo. espero que te mejores pronto Aitor.

Por cierto, en unos apuntes vi de donde viene lo de "deux ex machina", que no sabía el porqué del nombre de tu blog y que, en confianza contigo, podría habertelo preguntado un día en el muro, pero ahora tengo esos apuntes guardados porque son de un tio muy cristiano y no le trago, y a su asignatura tampoco, así que lo dicho: que te mejores.

Salud y república!!

Zips dijo...

Veo que estamos todos para el arrastre, no? En mi caso no es la gripe, que ya me tocó hace un par de meses... Pero tengo un catarrazo que podría competir en el guiness al más fuerte de todos. Quehijolagranputa y de qué mala hostia me pone.

Mejórate! ^^

Javi dijo...

Aitor, eso más que una gripe parece una enfermedad terminal, tío :-)
Qué bueno!

Aitor Maiden dijo...

@ Sar@: las medicinas estas deben de tener algo de placebo.

@ PEPE CAHIERS: yo no sé diferenciar unos de otros.

@ Luisete: voy a tener que hacer una entrada de qué es el Deus ex machina y del por qué se llama así el blog.

@ Zips: la gripe es un invento para que los que estamos en paro tengamos con qué entretenernos.

@ Javi: algo de terminal sí que ha tenido.